«FUNDAMENTO DE LA FE II» – Congregación Cristiana








		
		
	































 








  
  
    
«FUNDAMENTO DE LA FE II»

«FUNDAMENTO DE LA FE II»

Vayamos a libro de Josué capítulo 1 y prestemos atención a las direcciones que le dio el Señor a Josué.

Josué 1:3-9 Nueva Traducción Viviente (NTV)

Encargo del Señor a Josué

3 Te prometo a ti lo mismo que le prometí a Moisés: “Dondequiera que pongan los pies los israelitas, estarán pisando la tierra que les he dado: 4 desde el desierto del Neguev, al sur, hasta las montañas del Líbano, al norte; desde el río Éufrates, al oriente, hasta el mar Mediterráneo, al occidente, incluida toda la tierra de los hititas”. 5 Nadie podrá hacerte frente mientras vivas. Pues yo estaré contigo como estuve con Moisés. No te fallaré ni te abandonaré.

Josué NO DEBE, en lo absoluto, confiar en otra cosa diferente a lo que El Señor le dijo. El no puede ponerse a especular en los anhelos y deseos de su corazón porque eso NO FUE lo que le dijo su Señor.

De paso, los invito a que busquen en el mapa la ubicación del Estado de Israel. Se darán cuenta que La Palabra de Dios se cumple SIEMPRE.

  • »Sé fuerte y valiente (1), porque tú serás quien guíe a este pueblo para que tome posesión de toda la tierra que juré a sus antepasados que les daría. 
  • La expresión “se fuerte y valiente” es una expresión que te indica, a todas luces, que practicar la verdadera fe te saca de tu zona de confort. Te indica que creer en lo que dice La Palabra de Dios, y más aún, ponerla en práctica no es fácil sin Su ayuda.
  • Sé fuerte y muy valiente (2). Ten cuidado de obedecer todas las instrucciones que Moisés te dio. No te desvíes de ellas ni a la derecha ni a la izquierda. Entonces te irá bien en todo lo que hagas.

La expresión “no te desvíes de ellas ni a la derecha ni a la izquierda” es un indicativo de que NO puedes manipular La Palabra de Dios a tu conveniencia, más bien, es un imperativo que NO te da opciones de ejecutoria, simplemente ejecútalas como están escritas y punto.

  • Estudia constantemente este libro de instrucción. Medita en él (La Palabra) de día y de noche para asegurarte de obedecer todo lo que allí está escrito. Solamente entonces prosperarás y te irá bien en todo lo que hagas. 9 Mi mandato es: “¡Sé fuerte y valiente! (3) No tengas miedo ni te desanimes, porque el Señor tu Dios está contigo dondequiera que vayas”».
  • La expresión “Medita en el (La Palabra) de día y de noche” es una expresión que te indica CONSTANCIA, PERSEVERANCIA, TENASIDAD, PERSISTENCIA en la lectura de La Palabra de Dios. Esta es la única forma en la que tendrás claro que debes creer y en que debes tener FE.

Si nuestra confianza en Dios va a crecer, tenemos que aprender a dar un paso de fe, moviéndonos de nuestra zona de confort y tomar riesgos, independientemente de las consecuencias. 

Tú matrimonio y tu familia es uno de los tesoros más valiosos que Dios te ha dado. ¡Cuídalo!

En el amor de Cristo,

Rogelio Zimbrón