“La expresión de una nueva naturaleza” – Congregación Cristiana








		
		
	































 








  
  
    
“La expresión de una nueva naturaleza”

“La expresión de una nueva naturaleza”

Efesios 4:17-22

La comunión que como hijos de Dios podemos disfrutar al estar en Cristo, produce un posicionamiento espiritual que trasciende el entendimiento de quienes sólo son gobernados por aspectos temporales y naturales. La afirmación es que estamos en Cristo, somos parte del cuerpo llamado la iglesia, la cual aunque ha tenido su aparición en el tiempo, es portadora de una naturaleza tan eterna como Dios mismo.

A pesar de la realidad actual, debemos evitar la mentalidad escapista asumiendo la responsabilidad en pureza y santidad; como portadores Y participantes de Su naturaleza divina no podemos salir de esta tierra porque tenemos la misión de ser luz en medio de las tinieblas, manifestando como colaboradores de Dios a través de nuestra vida, el propósito eterno que nos ha sido confiado en Cristo.

Pablo habla de la expresión de esta nueva naturaleza y toca aspectos prácticos, exhortando a los de Éfeso a no andar como aquellos que no conocen al Señor, en quienes no habita el Espíritu de Dios. De manera que explica cómo vive y actúa alguien que posee una conciencia cauterizada estableciendo algunas características que identifican a este tipo de persona:

  • Su entendimiento está entenebrecido, creen más a la mentira que a la verdad.
  • Están muertos espiritualmente.
  • Se han entregado a cometer con avidez toda clase de pecado, viéndolo como algo normal.
  • Al no tomar en cuenta a Dios en su corazón, son gobernados por la ley de la vanidad.
  • Viven ajenos a la vida de Dios, sin esperanza en el mundo.
  • Huyen al ser impíos, sin que nadie les persiga. Viven en un continuo delirio de persecución porque su misma situación interna les delata. Proverbios 28:1
  • Viven en tinieblas y evitan estar cerca de la luz, porque les molesta.

Pero, hay una nueva vida en Cristo que consiste en la expresión de una nueva naturaleza, acompañada con un nuevo estilo de vida que informa la naturaleza y propósito de quien lo está gobernando. Y debemos ser definidos conforme a esa nueva naturaleza que nos ha sido dada, porque de no evidenciar lo que se nos ha encomendado, terminaremos siendo de tropiezo a muchos, aún a integrantes de nuestra familia que admiran la vida de Fe, pero que no reciben a Cristo porque han visto nuestra manera de actuar irresponsable y pecaminosa, convirtiéndonos en obstáculos ante ellos. Es por estas y otras causas que muchos, hoy en día están heridos por la actitud de otros, que aun llamándose hermanos no logran poder vivir conforme a la naturaleza de Dios como creyentes.

Recordemos que quienes estamos en Cristo, fuimos diseñados y recreados en Él, esto implica que hemos vuelto a nacer y a crear, colocándonos en la familia de Dios, siendo esto el resultado de la obra consumida en la cruz, la cual nace, se sustenta y vive en Cristo.

Es importante resaltar que antes de la obra consumada en la cruz, existía La ley la cual identificaba el problema y enfermedad en el contexto espiritual, pero no daba la solución y la medicina para curarlas. Pero, en Cristo tenemos todos esos beneficios, conocimiento divino que nos capacita e informa lo que Dios quiere que hagamos, lo que está bien y mal, la capacidad para lograrlo y poder hacerlo.

Cada día, necesitamos su conocimiento y su divino poder, los cuales nos otorgan la capacidad para lograr lo que Dios quiere que hagamos y de esta forma podamos expresar una nueva vida a través de una nueva naturaleza.

Dr. Yasser Rivas
Pastor Principal Congregación Cristiana, Inc.